6 nov. 2011

Me gusta ser como soy.

No me gustan las personas que fingen ser quienes no son. No me gustan las uñas sucias, ni doblarme cuando escribo en folios en blanco. Soy una maniática de los olores. Diría que soy muy desordenada, pero para mis cosas muy perfeccionista. Me encanta el color, los colores llamativos y las texturas suaves. Amo andar descalza en verano, y el sol. Explotar las pompitas del papel de embalaje. Y en según que momentos me gusta muchísimo el silencio. Que me cuenten las cosas sin tener que preguntar. Leer libros del tirón y no dejar capítulos a medias. Me da miedo la sensación de caer en picado, por eso no suelo montar en muchas atracciones, aunque las alturas no suelen darme miedo. Odio mi torpeza. Me gusta tocarlo todo, escribir en los cristales de los coches mi nombre, el frescor de ponerte ropa recién lavada y andar por la orilla del mar. Sentir la brisa del mar en mi piel. Me pongo de mal humor cuando tengo que estudiar y no me entran las cosas. Me molesta la gente que grita sin motivos, el olor a tabaco, y que me llamen cuando estoy haciendo algo entretenido. Soy muy vulnerable. Me emociono con facilidad y con cualquier cosa. Se me nota mucho cuando algo me molesta o me preocupa, porque me quedo ausente y me pongo seria. Soy de ésas que se preocupan por lo que quieren más de la cuenta. De ésas que le dan vueltas a todo una y otra vez, a veces también soy muy cobarde. Odio a las personas falsas y el sentimiento de impotencia, pero también a la gente que cambia con demasiada rapidez. Y odio que no se valore lo que se tiene. Me considero una soñadora, ideo constantemente con locuras, aunque mi motivación llega tan pronto como se va. Y cuando las cosas me salen mal me desmotivo muy rápido. Me gustan las pequeñas cosas. Leer cosas que escribí hace años y ver como ha cambiado mi forma de pensar y actuar. Me gusta el amor y sus películas, de hecho el cine me encanta. También me gusta que me digan 'te quiero'. Tengo cosquillas, muchas. Me gusta ver fotografías; las risas contagiosas y ésa que es tan grande que ni te sale. No me entusiasma especialmente como soy pero sí me fascina pensar que cada uno de nosotros estamos llenos de éste tipo de cosas, con nuestras manías y nuestras inquietudes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario