22 dic. 2011

Todo lo que necesitas es una.

Hoy es uno de esos días en los que no te encuentras a ti misma, que sientes ese vacío kilométrico en tu corazón. No tienes ganas de nada... Escuchas esa canción y a cada palabra que susurra te sale una lágrima más. Uno de esos días en los que quieres evitar a la gente que te rodea, estar sola y exclusivamente con la gente a la que necesitas. De los que necesitas abrazos, sonrisas. Uno de esos días en los que agradecerías el esfuerzo de esta gente por hacerte reír, en los que realmente quieres estar a solas con tu corazón y tu mente... Y cualquier estupidez te anima a caer y volver a caer. Esos días en los que confusión, conoce al dolor, y deciden atentarte. Es el día en el que me siento impotente completamente, me siento débil. Se me acumulan tantas sensaciones que reviento a llorar y apenas sé parar...
En este momento hay seis mil millones, cuatrocientos setenta millones, ochocientas dieciocho mil, seiscientas setenta y una personas en el mundo. Algunas corren asustadas. Otras vuelven a casa. Algunas dicen mentiras para llegar al final del día. Otras simplemente están enfrentándose a la verdad. Algunos son hombres malvados en guerra con los buenos. Y algunos son buenos, luchando con los malvados. Seis mil millones de personas en el mundo. Seis mil millones de almas y a veces... todo lo que necesitas es una.

No hay comentarios:

Publicar un comentario